El posgrado es pura pasión. Mensajes a estudiantes de posgrado

La vida del estudiante de postgrado es tratar de encontrar y nutrir la pasión por la ciencia y el descubrimiento.

Orlando Acevedo-Charry*

Durante las vacaciones de invierno en mi primer año como estudiante de doctorado, mi esposa y yo recorrimos 3800 km para visitar a mis hermanas, lo que nos obligó a desconectarnos durante un par de días. El tiempo en familia, la buena comida y los recuerdos nostálgicos crearon una atmósfera de calma y pensamiento profundo, una pausa que todo el mundo necesita en la academia. En esos días nos llegó la noticia de que dos biólogos icónicos (Tom Lovejoy y Edward O. Wilson) fallecieron, lo cual me recordó una de las cartas de Wilson a un joven científico “ponga la pasión por delante del entrenamiento”. 

Edward O. Wilson and Thomas E. Lovejoy. Tomado de https://www.nybg.org/

No soy un estudiante de doctorado típico de primer año. Soy uno de los colegas “experimentados” (mayores) que por varias razones esperaron para obtener un doctorado. Al contrario, mi hermana menor y su esposo son esas mentes brillantes con posdoctorados antes de los 35 años. Junto con ellos llegamos a una conclusión relacionada con las cartas de Wilson; la mejor parte del posgrado es experimentar entusiasmo por la ciencia y la investigación que eventualmente se convierte en una pasión para toda la vida. Tal pasión por la ciencia surge de muchas formas: levantarse temprano el día de Navidad para terminar una presentación, dibujar figuras en la parte de atrás de una servilleta en un bar o planificar una estrategia de divulgación para llevar investigaciones recientes a audiencias no científicas. 

Como estudiante de doctorado de primer año, aún estoy entusiasmado con la escoba nueva que barre bien, pero soy consciente de que esta perspectiva puede cambiar; no todos los días serán soleados. A continuación, les comparto cuatro mensajes a mis compañeros de posgrado antes de que lo urgente le quite tiempo a lo importante. Durante nuestros estudios de posgrado vamos a tratar de encontrar y nutrir nuestra pasión por la ciencia y el descubrimiento.

Disfruta de cada discusión

El aprendizaje en el posgrado ocurre cuando estamos expuestos a diferentes ideas. Estas ideas provienen de diferentes fuentes: de nuestros compañeros de laboratorio y clase, de nuestros asesores o de otros profesores. Sé lo intimidante que es entrar a un salón de clases y conversar con un profesor experimentado. No te dejes intimidar, veamos esto en cambio como una oportunidad. 

Los profesores son humanos como tú y como yo. Tienen vidas, a veces se cansan, toman descansos, se estresan por los plazos y probablemente han experimentado una buena cantidad de luchas para estar donde están. Todos tenemos personalidades diferentes, pero no dejes que tu timidez desperdicie buenas oportunidades para mejorar tus conocimientos.

Además, participa en seminarios, reuniones de laboratorio, actividades sociales. Aprovecha cualquier oportunidad para explorar tus límites e ir más allá de tus preguntas. Aprende de tus compañeros de posgrado; muchos de ellos serán tu equipo de colaboración para publicaciones o propuestas. Algunos se convertirán en tu familia, como me pasó a mí. 

Finalmente, adopta el proceso de revisión por pares de buena manera. Si bien a menudo conduce a rechazos, no dejes que esos rechazos destruyan tu pasión; utilízalos como un proceso de aprendizaje para mejorar tus ideas y la forma en que las comunicas.

Conoce el juego

Ten en cuenta las reglas y los requisitos de tu programa académico. Aunque tener buenas notas es un requisito para graduarse, tu experiencia, publicaciones, presentaciones y becas son aquellos puntos evaluados en el mercado laboral. 

Trabaja de la mano con tu asesor, el o ella está allí para guiarte y está alentando tu éxito; por eso los escogiste, y por eso te eligieron a ti. Además, mantén abiertas las líneas de comunicación con tu comité.  

Como estás en un programa de posgrado en ciencias, tienes que pararte sobre hombros de gigantes y jugar el juego tal como está enmarcado actualmente; lastimosamente, es poco probable que cambie durante el proceso, aunque tienes que estar atento a cualquier cambio. 

Finalmente, explora el mercado laboral mucho antes de completar tu título. Conocer los requisitos del trabajo de tus sueños te ayudará a planificar los pasos futuros para ser más competitivo en el camino a lograrlo.

Pensar, “Trabajar, terminar, publicar” y difundir

A veces, lleva tiempo definir claramente los objetivos profesionales a largo plazo, y eso está bien. El posgrado es el momento de profundizar en el “meollo del asunto” de tu programa de investigación; ¡disfruta ese tiempo! 

Sé consciente del panorama general. No tienes que entender en detalle todo, es bueno darles alguna oportunidad a las colaboraciones. Esfuérzate por ser inclusivo con los colaboradores locales/regionales y otras minorías en ciencia; diversificarás tu perspectiva de investigación y demostrarás tu compromiso con la inclusión y la diversificación en ciencia. 

Michael Faraday dijo que el secreto de su éxito científico estaba compuesto por tres palabras: “Trabajar, terminar, publicar”. Entonces, si tu programa requiere publicaciones revisadas por pares, ¡trabajemos, terminemos y enviemos! Una vez publicado, divulga tu ciencia a las diferentes partes interesadas. En tu audiencia, intenta incluir a las minorías, rompe las barreras del idioma (este ensayo también tiene una versión en inglés) y sigue soñando en grande.

Tu bienestar es primero

Nunca olvides por qué estás donde estás. Tómate el mayor tiempo posible con tu familia y amigos, incluso una sola llamada puede funcionar. Piensa también fuera de tu proceso académico; sobre tus finanzas, haz alguna actividad física, incluye consejo espiritual si eso te trae equilibrio. Abarca cualquier dimensión de tu bienestar. 

Si conoces claramente tus prioridades en la vida, puedes establecer un horario realista. Creo que la felicidad y la plenitud podrían conducir a una mejor experiencia en la ciencia. No es obligatorio, pero seguro que será más gratificante.

Quizás estos mensajes y mi perspectiva son personales y están sesgados por mis privilegios como hombre, nacido en la ciudad capital de Colombia, investigador hispano-blanco que se ha beneficiado de muchas oportunidades. Llegué al posgrado para seguir aprendiendo, pero mi experiencia puede ayudar a otros estudiantes. Cada uno tiene que hacer un esfuerzo personal para dejar un mundo mejor que como lo encontró. No importa si tú eres como yo, un estudiante mayor, o si eres en cambio una de esas mentes brillantes, creo que puedes usar estos mensajes para recordar (como lo voy a hacer yo) que el programa graduado se trata principalmente de pasión.

*Orlando Acevedo-Charry es un estudiante de doctorado del programa de Ecología Interdisciplinaria en el School of Natural Resource and Environment, y el departamento Wildlife Ecology and Conservation, en University of Florida.

Orlando Acevedo-Charry @OAcevedoCharry.

Suerte, privilegio y talento en la ciencia

“Existen genios sin estudios e idiotas con doctorado”

(Joseph Kapone)

Estamos donde estamos por distintas razones; porque venimos de una familia con ciertas características que determina más o menos el grado de acceso a diferentes recursos, porque vivimos en una país con determinado sistema socio-económico, porque hemos experimentado diferentes vivencias a lo largo de la vida que afectan nuestras motivaciones, y por un gran número de razones más que por supuesto, incluyen al azar mismo. El punto es que en algún momento de nuestras vidas nos detenemos a mirar hacia atrás para ver el camino recorrido y reflexionamos sobre lo que ocurrió o no ocurrió para llegar a nuestra situación actual.

Leer más »

De webinario en huebinario…

La pandemia y el encierro han provocado muchos cambios en nuestras rutinas de trabajo. Seguramente, muchos hemos aumentado el número de horas frente a un computador entre trabajo y ocio, incluyendo las muchas veces odiadas reuniones de trabajo “que fácilmente podrían haber sido un correo electrónico”. De repente, las interacciones personales dependen de que tu micrófono, tu cámara y tu conexión a internet sean relativamente estables. Pero en este contexto, esta situación global nos ha traído algo más que reuniones de trabajo. Las instituciones y grupos académicos han mantenido algunas de sus actividades como las ponencias institucionales llevándolas al espacio virtual, y han tenido tanto éxito que prácticamente todos los días vemos invitaciones a webinarios en las redes sociales sobre todos los temas posibles. Se trata, en la mayoría de los casos, de charlas abiertas con uno o varios invitados a las que uno puede asistir por simple curiosidad o puro interés académico desde la comodidad de su sofá. Podemos decir que actualmente estamos sumergidos en este mar de webinarios; yo misma he sido tanto organizadora como ponente y obviamente oyente de algunos de ellos. De esta dinámica han surgido muchos pensamientos (algunos positivos, otros negativos) que quisiera compartir con ustedes en esta entrada, para hacer una reflexión del papel que han empezado a tener estos espacios en los círculos académicos y de los aspectos que debemos pensar para que sean cada vez mejores.

Leer más »

“Reject” — ¿Cómo los ecólogos pueden evitarlo o lidiar con él?

Si en algún tema estoy autorizado a hablar, además de ecología de la reproducción de plantas y el heavy metal, es en el rechazo de manuscritos académicos. Pero, como bien decía el buen Friedrich Nietzche, “Lo que no te mata te engorda…” y, considero que después de un par de décadas transcurridas desde que envié mi primer artículo a una revista científica, he logrado construir una estrategia para capitalizar el rechazo e incluso, abatirlo. Considero que los colegas, especialmente aquellos más jóvenes podrían beneficiarse de esta experiencia y por eso, estoy gustoso de compartirla con la audiencia de Ecolatino.

Leer más »

Debemos conectarnos más con nuestros Benjamines

En el famoso libro “La rebelión en la granja” de George Orwell se reflejan muchas de las situaciones que vivimos en las sociedades. Gran parte de la atención se dirige en personajes como el cerdo Napoleón reflejando los gobernantes que sólo velan por si mismos o el caballo Boxer (Boxeador o Campeón según la traducción) como la clase obrera golpeada. A medida que avanzan los acontecimientos vemos la decadencia del sistema, pero hay un personaje que lo ve todo, lo sabe todo, pero se queda como simple observador. Este personaje es el burro Benjamín. Este animal representa el gremio académico, aquellos que tienen el conocimiento para anticiparse a los eventos pero por su pasividad, poco impacto tienen en el desarrollo de los acontecimientos.

Leer más »

¿Existe la Ecología neoliberal?

El pasado 23 de abril, como parte de la conferencia vespertina sobre la epidemia de COVID-19 que ofrecen las autoridades sanitarias de México, hizo acto de presencia la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), la Dra. Elena Álvarez-Buylla, para hablar del desarrollo de un ventilador “100% mexicano” y de otras estrategias en las que el sector de ciencia y tecnología de México contribuye en el marco de la epidemia actual. La Dra. Álvarez-Buylla, además de presentar los avances en este importante desarrollo, aprovechó la oportunidad para expresar su opinión sobre la estrategia en términos de ciencia y tecnología heredada de anteriores administraciones, las cuales tuvieron una clara orientación más conservadora y ciertamente, fuertemente influenciada por el neoliberalismo. No es mi interés debatir la perspectiva de la Dra. Álvarez-Buylla al respecto, de hecho, la crítica a la anterior administración y la necesidad de un cambio los considero legítimos, en términos generales.

Leer más »

Cómo los ecólogos podríamos contribuir al entendimiento del SARS-CoV-2 y otras pandemias

Yo, y seguramente muchos otros ecólogos del mundo, titubeamos cuando se trata de opinar de la pandemia en curso de COVID-19 y el comportamiento general del virus SARS-CoV-2. Con el objetivo de entender lo que está ocurriendo me he dado a la tarea de revisar los datos crudos de incidencia, graficarlos de distintas maneras, así como leer las interpretaciones de mis colegas epidemiólogos. En las últimas semanas, sitios como worldometer se han vuelto uno de mis favoritos particularmente por permitirme estratificar los datos por distintos factores geográficos y demográficos, así como por darme acceso a datos crudos y diferentes representaciones gráficas. A pesar de no haber tenido un acercamiento a la epidemiología durante mi formación es posible para mí, como ecólogo, identificar funciones matemáticas y patrones en la evolución temporal de la actual pandemia. De entrada, es difícil no sentir envidia por cómo los modelos clásicos de crecimiento poblacional tienen un mejor ajuste para la pandemia que para mis propios datos. Como ecólogo vegetal, rara vez obtengo un ajuste mayor al 60%, mientras que prácticamente todos los valores observados de los datos epidemiológicos caen dentro del ajuste del modelo o dentro de un intervalo de confianza del 90%. A continuación y como primer ejercicio, realizaré un análisis somero de las funciones matemáticas a las que me refiero que describen los datos de la pandemia de COVID-19.

Leer más »

¿Solución o el inicio de un problema mayor? Perspectiva de un ecólogo latinoamericano sobre el Open Access

Es un hecho, la publicación de los resultados de nuestras investigaciones tiene un costo y “alguien” lo tiene que pagar. El costo de la publicación incrementa con el alcance y la calidad del producto, características deseables por el gremio de ecólogos y otros. ¿Quién cubre el costo? Generalmente se identifican dos posibles vías de financiamiento: el lector o el que publica. 

Leer más »

El gran valor de las pequeñas acciones…

Hace unos meses, el divulgador de la ciencia, ambientalista y espeleólogo Robert Rojo (https://www.facebook.com/roberto.rojo.31) publicó en su cuenta de Facebook sobre el atropellamiento y muerte de un bello ejemplar de la iguana Ctenesaura similis macho; semanas más tarde, también publicó cómo fue salvada una serpiente Och-Can (Boa constrictor imperator) de las garras de una carretera en Playa del Carmen. Gratamente, los comentarios de las personas en general fueron de indignación por el caso de la iguana; “nos estamos quedando solos” era una de las frases que se podían leer. La buena suerte de la boa también era celebrada y compartida por los cibernautas. 

Leer más »