La movilidad estudiantil como herramienta para el desarrollo de nuevas habilidades, un enfoque desde la ecología

Hoy tenemos el agrado de compartirles la primera entrada que publicamos de un estudiante de Licenciatura. Diego Monge Villegas* es estudiante de la Universidad Nacional, Costa Rica y está en México haciendo una estancia académica.

La movilidad estudiantil es una importante estrategia de las academias que acarrea considerables beneficios para el estudiante que se anima a vivir esta experiencia y para las instituciones involucradas en dicha movilidad. El estudiante se ve sometido a un ambiente nuevo donde el desarrollo de habilidades blandas se potencia. Al estar ante una cultura, lugar e incluso un idioma diferente al nativo, es de esperar que habilidades como la autonomía, el autoliderazgo, la capacidad de atención y de escucha, la curiosidad, la responsabilidad personal y social, el aprendizaje continuo, entre otras, se potencien (para saber más de habilidades blandas).

Leer más »

Hacer ciencia mirando hacia adentro, en lugar de afuera

La comunidad científica, como tal, no tiene incidencia en las políticas económicas y sociales. La comunidad científica se ocupa de la ciencia y si hay cuestiones de interés científico relacionadas con las políticas, la comunidad científica puede tener una postura al respecto y a los científicos como individuos les concierne, pero no hay actos de la comunidad como tal” (Noam Chomsky, 22 de noviembre de 2017).

Del 24 al 27 de octubre asistí a la Reunión Anual Norteamericana de Investigación sobre Murciélagos (NASBR 2018, por sus siglas en inglés). Este congreso se hace en México cada 10 años, por lo tanto, no quise perder la oportunidad de presentar un meta-análisis del efecto del consumo de semillas por murciélagos sobre su germinación. Mi ponencia tuvo buena audiencia, preguntas y eco en las redes sociales.Leer más »

El uso de los sentidos en la práctica y educación en Ecología

Los sentidos son clave para el entendimiento del entorno del ser humano. Un sentido puede definirse como el mecanismo fisiológico asociado al cerebro humano que nos permite entender y percibir el entorno (Bradford 2017). Los sentidos del ser humano son: el tacto, la vista, la escucha, el olfato y el gusto. Si bien estos sentidos son útiles en nuestra vida cotidiana, al parecer la ciencia, y en específico la ecología con el paso del tiempo han ido reduciendo su uso. Ejemplo de ello es la cada vez más clara reducción en la formación de taxónomos. Un taxónomo es un experto en la clasificación e identificación de seres vivos y especies (Hopkins y Freckleton 2002). El taxónomo utiliza, principalmente, los caracteres morfológicos externos de los seres vivos, para lo cual tiene que tener una sentido de la vista muy desarrollado, y una capacidad alta para la identificación de patrones.Leer más »